Deportes Soccer

Del odio al amor: #TodoEsCulpaDeLayún

 

 

 

 

 

Miguel Layún ha sido uno de los jugadores, que en lo personal, me ha hecho cambiar la opinión que tenía de él, que ha callado bocas dentro de la cancha y ha demostrado la calidad que tiene como jugador y persona.

La historia futbolística de este jugador inicia hace casi 10 años cuando un 28 de abril de 2007 entraba de cambio en un partido Veracruz vs Necaxa, a partir de este momento empezaba una carrera complicada pero llena de alegrías y éxitos.  Prácticamente un año después de su debut los del puerto descenderían y Layún defendería a los escualos hasta el 2009 cuando es fichado por el Atalanta Bergamasca Calcio para jugar en la serie A de Italia.

Su paso por Italia fue corto pero suficiente para hacer historia al ser el primer mexicano en jugar en la serie A de Italia; entró de cambio en dos partidos. Gracias a esto la directiva del Club América volteo a verlo y para el Bicentenario 2010 ya portaba los colores azulcremas.

A su llegada al club la afición tenía muchas esperanzas puestas en él y se perfilaba para ser un gran refuerzo para los de Coapa que iban levantando un poco el vuelo. Su primer partido con el América fue contra el Morelia en el Estadio Morelos entrando de cambio. El primer gol que anota es en este mismo torneo en los cuartos de final contra Toluca en el Estadio Azteca, pero aún así durante todo el torneo sólo entraba de cambio. El siguiente torneo tuvo más minutos y se fue afianzando en el equipo titular de Manuel Lapuente que no dudaba en darle la oportunidad al joven jugador.

Ya en el clausura 2011 era titular en el equipo dirigido por Carlos Reinoso pero aquí iniciaría el ya famoso #TodoEsCulpaDeLayún. La afición del Club América es una de las más exigentes y al no tener los resultados esperados más las malas decisiones de la directiva en turno, la afición buscó un culpable y el blanco fue el jugador quien no daba los resultados esperados por la afición y por lo mismo cada error era magnificado. Cada torneo la afición se encargaba de pedir que saliera del equipo y al no hacerlo eso alimentaba más el coraje hacia él y en creer que realmente el único culpable de lo que sucedía en el equipo era Layún. Aún sin jugar la afición afirmaba que todo era su culpa. El 2011 se volvió en un año decisivo para el jugador, ya que las burlas y las críticas fueron muchas y muy duras hacia él pero decidió tomarlo de la mejor forma y a partir de ahí cambiar su historia. En varias entrevistas ha dicho que cuando decidió cambiar la actitud con la que tomaba estas críticas lo hizo sacar lo mejor de él y hacer todo por hacer cambiar la opinión de sus detractores.

En el 2012 llega Miguel Herrera a dirigir a los azulcremas y a partir de este año Layún empieza a callar bocas poco a poco y es en la final del Clausura 2013 cuando tiraría el penal decisivo para hacer campeón al Club América donde lograría la aceptación total de la afición. A partir de aquí su rendimiento y su juego lo llevó a Selección y a jugar su primer Mundial para posteriormente regresar y coronarse una vez más como campeón con los de Coapa, siendo el encargado de alzar la copa ya que logra ser capitán y referente del equipo.

De manera sorpresiva decide fichar para el Watford, un equipo de segunda división en ese momento. De nuevo empezaron las críticas y los cuestionamientos a su decisión, ya que la mayoría pensaba que perdía más de lo que ganaría. Layún se fue con la idea firme de lograr grandes cosas, siendo la primera ayudar a su equipo a ascender. Y así fue, el 25 de abril de 2015 su equipo derrotaría 2-0 al Brighton & Hove Albion Football Club y lograría su pase a la Premier League. El 8 de agosto debutaría en la liga anotando un gol.

El 31 de agosto de 2015 llega al Porto y desde entonces ha entregado muy buenos resultados, siendo ya un consentido de la afición y parte fundamental del equipo.

La carrera de Miguel Layún ha tenido sus altas y bajas, pero sin duda ha sido un jugador que nos ha demostrado que todo lo malo se puede revertir y que un cambio de actitud hace la diferencia.

En lo personal, debo confesar que fui una de las personas que cada torneo pedía la salida del jugador del equipo América. Al igual que muchos aficionados lo culpaba de los malos resultados, creía que cada pase fallado, falta o balón perdido que tenía eran lo decisivo para que el equipo perdiera. Muchas veces supuse que seguía en el equipo por intereses externos al fútbol y me molestaba demasiado saber que se le seguía dando la oportunidad cuando desde mi perspectiva no lo merecía.

Pero también tengo que confesar que en cuanto tuve oportunidad, después de la final ganada en el 2013, le pedí disculpas a Layún y le agradecí que me callara la boca con un título. Sus actuaciones, entrega, compromiso y amor a este equipo me hizo cambiar completamente la idea que tenía de él; hizo que me tragara cada palabra que dije y me hizo arrepentirme en su momento por la forma en que como aficionada lo traté. Hoy puedo decir que para mi se ha convertido en un ejemplo de vida, la forma en que luchó y decidió enfrentar todo lo tienen hoy en el lugar que está y es de admirar que después de todas las críticas y también de que las cosas no le salieran, él siguiera luchando y cambiara por completo su historia.

Seguramente faltan muchos momentos más donde Miguel Layún nos demostrará que un sueño se puede cumplir siempre que se luche para eso y también estoy segura que los detractores que sigue teniendo, al igual que yo, tendrán que decir perdón Layún.

https://www.youtube.com/watch?v=zEnge_Yn0Rc

Fotos tomadas de Internet.