El fútbol, el juego del hombre…hasta que la mujer decidió que también era su juego




 

 

 

 

 

 

 

 

Cuántas veces no hemos escuchado “el fútbol es el juego del hombre”, “las mujeres odian el fútbol porque compiten con él por la atención de su pareja”, “las niñas no juegan fútbol”, “las mujeres no entienden de fútbol”. Afortunadamente en los últimos años estás frases han dejado de ser verdad. Cada día crece más el interés de las mujeres por el fútbol, incluso algunas encuestas han arrojado que las mujeres suelen estar más al pendiente del fútbol que los hombres.

Hay muchas teorías de cómo la mujer fue interesándose en este tema: por el dejar de lado las cuestiones de género, por el ver a los jugadores, por la pasión que genera el deporte, entre otras. Lo que es cierto es que, conforme pasan los años, crece más el número de mujeres que juegan fútbol y/o que disfrutan de verlo.

Vemos como poco a poco se han empezado a generar equipos de fútbol, ligas y mundiales de diferentes categorías de mujeres; por ejemplo, actualmente la Federación Mexicana anunció la creación de la liga femenil.  Lo vemos en diferentes niveles: desde que se ven niñas jugando en la calle fútbol, equipos que se hacen y ligas a nivel escuela y equipos a nivel profesional. Sin duda alguna cada día hay más mujeres involucradas en el fútbol.

También cada día vemos crecer el número de aficionadas que asisten a ver partidos de fútbol para apoyar a su equipo, dejando ver porque dicen que las mujeres somos más pasionales, pues en algunos casos  somos nosotras las que apoyamos más a nuestro equipo o que vivimos con mayor intensidad el partido.

 

De igual forma ya es más común conocer y ver periodistas mujeres que hablan de fútbol, quitando la imagen que por mucho tiempo prevaleció en algunos medios de solamente poner a la mujer como un atractivo visual en sus emisiones.

En el ámbito de directivos y arbitraje también hemos visto como poco a poco la mujer forma parte fundamental de este sector y empiezan a ser más reconocidas y más valorado su trabajo.

Afortunadamente conforme pasa el tiempo, los tabúes que se habían generado alrededor del fútbol y la mujer se están quitando. Uno de estos era el clásico “porque es un deporte de hombres y las mujeres no lo pueden jugar”; en los últimos años hemos visto que la mujer también tiene la capacidad de jugarlo y de hacerlo de una manera muy competitiva. Otro tabú que se rompió era el de “ una mujer no sabe de fútbol” y vemos que esto ya no es cierto porque cada día hay más mujeres comentando sobre este deporte, no solamente hablando de lo guapo que es cierto jugador, sino también dando su punto de vista hablando futbolísticamente y llegando a hacer análisis muy exactos.

Nos queda claro que el camino de las mujeres en el fútbol apenas va empezando, que faltan muchas cosas por hacer y que aún faltan muchos tabúes por romper, pero la mujer está dando grandes pasos en este ámbito y no tarda en apoderarse por completo del ya mal llamado “juego del hombre”.

Si te gustó esta publicación, no olvides dejar un comentario o suscribirte a este sitio mediante nuestro feed RSS para que puedas leerlo en tu Google Reader o tu lector de RSS favorito.
the author

Loca, pambolera azulcrema hasta la última célula de mi cuerpo,arqueóloga, perdida en algún lugar de este hermoso mundo

0 comments