La ilusión de ver al Club América Femenil, sueños cumplidos.




El pasado viernes vivimos un día histórico para el fútbol mexicano, el primer partido oficial del torneo de la Liga MX Femenil. Y el día sábado fue el debut del Club América que se enfrentó al equipo de Xolos de Tijuana.

A veces no sabes cuánto deseas tanto un sueño hasta que lo ves hecho realidad. Siempre había soñado con apoyar a un equipo femenil que portara con orgullo la playera de mi equipo favorito;  cuando me di cuenta que no servía para jugar fútbol, me imaginé en las gradas apoyando al equipo femenil que iba a defender a muerte al América. Ese día llegó y sigo sin poder explicar bien lo que sentí cuando vi rodar el balón.

Como aficionada sabía que no era un día más era día de juego, tanto del equipo varonil como del femenil, pero me emocionaba más ver por primera vez a once guerreras defendiendo nuestros colores. Todo el día estuve ansiosa y contando las horas para poder verlas. Dieron las 4 de la tarde y entonces empezó la danza de emociones; primero, un nerviosismo inexplicable (parecía que yo era quien iba a jugar), después una felicidad inmensa que logró que derramara algunas lágrimas. Ahí estaban haciendo realidad un sueño que tenía desde que era pequeña y, a su vez, estaban cumpliendo su sueño; once mujeres dejando la vida en la cancha por mi equipo. Poco a poco fui pasando por diferentes estados: euforia, enojo, felicidad, desesperación…en fin, todas las emociones que sentimos cuando vemos a nuestro equipo en la cancha.

Hablando sobre fútbol, hay que decir que las chicas dieron un gran partido y sé que más de uno se convenció (¡por fin!) de que este deporte tampoco entiende de géneros. Muchas llegadas, un poco de falta de puntería y grandes atajadas de la portera de Xolos, grandes jugadas que nos regalaron, un gran juego en equipo que mostraron y atrás, cuando fueron requeridas las defensas y la portera, un trabajo impecable. Este América me ilusiona y me hace creer que nos darán muchas alegrías a lo largo de este torneo.

No me queda más que felicitar a todas las jugadoras, cuerpo técnico y directiva. Felicidades por cumplir un sueño y que sigan los éxitos, pues sus éxitos profesionales son las alegrías de millones de personas que confiamos en el gran trabajo que harán para dejar el nombre de esta institución en alto.

En el fútbol no hay géneros, sólo existe la pasión y el amor al equipo.

Fotos tomadas de Twitter.

Si te gustó esta publicación, no olvides dejar un comentario o suscribirte a este sitio mediante nuestro feed RSS para que puedas leerlo en tu Google Reader o tu lector de RSS favorito.
the author

Loca, pambolera azulcrema hasta la última célula de mi cuerpo,arqueóloga, perdida en algún lugar de este hermoso mundo