La resaca de la Copa Confederaciones.
Deportes Soccer

La resaca de la Copa Confederaciones.

El día de ayer terminó el torneo de la Copa Confederaciones donde Alemania se coronó con una selección “alterna”.

¿Y qué nos deja este torneo? Desde mi punto de vista nos deja muchas cosas. Empecemos por la organización, que no hubo ningún problema y nos deja ver que Rusia está lista para el Mundial dentro de un año. Las instalaciones y los estadios, de acuerdo a lo que han dicho, están en perfecto estado. Por otra parte, algo que llamó la atención es el no ver una afición rusa entregada, como lo hemos visto en muchísimos lugares. Los estadios casi no se llenaron y la gente que tuvo la oportunidad de ir comentaron que no causó tanto revuelo como se esperaba.

En cuanto a lo futbolístico, la selección de México nos llevó por una montaña rusa de emociones. El primer partido ante Portugal nos hicieron ilusionarnos, vimos un equipo entregado y jugando al máximo. El segundo partido, ante Nueva Zelanda, empezaron las dudas y el cuestionamiento al trabajo del señor Osorio; realizó ocho cambios y el accionar del equipo durante el primer tiempo fue, a mi parecer, el más bajo que le vimos en esta copa. Aún con el resultado a favor, la prensa y la afición pedían la cabeza de los jugadores y el entrenador. Para el partido ante Rusia se volvió a ganar un poco de confianza y la ilusión fue mayor para pelear en semifinales ante una juvenil Alemania. En este partido vimos a un equipo mexicano que al salir desconcentrados el rival aprovechó y anotó dos goles que aniquilaron al equipo y terminaron con la ilusión de vivir una final. Y por último, el partido por el tercer puesto ante Portugal, a mi me deja con un buen sabor de boca por la forma en que jugaron pero si es necesario aprender a terminar los partidos, ya que en tiempo de compensación Portugal lo empata y en el alargue con un penal se quedan con el tercer puesto.

La Selección mexicana tiene todo para hacer un mejor papel en el próximo Mundial, siempre y cuando sean capaces de tener una autocrítica y aprender de los errores que cometieron durante este torneo. Ahora más que nunca la afición exige resultados e incluso exigen el cesar al director técnico, pero si queremos mejorar y lograr grandes cosas es momento de dejar trabajar y que tanto jugadores como cuerpo técnico sean capaces de ver sus errores y corregirlos pues aún hay tiempo.

La selección chilena dio mucho de que hablar. Un equipo que cada vez juega mejor en conjunto y que está empezando a levantar la mano para el próximo Mundial, nos regaló grandes partidos y la muestra de cómo el dejar trabajar puede traer buenos resultados. Dieron un partido de semifinal y final muy buenos, dejando todo en la cancha y siendo unos dignos subcampeones.

Alemania dio cátedra de lo que es tener una visión hacia el futuro y de aprender de los errores del pasado. Hoy en día se pueden dar el lujo de armar varios equipos para jugar con su selección. Desde que dieron la lista de jugadores para este torneo, se habló mucho e incluso algunos criticaron el hecho de que la jugara con juveniles. Pero los alemanes nos demostraron que aún con ellos pueden dar una muy digna pelea. Campeones que coronaron el compromiso y el apoyo hacia sus nuevas generaciones. Gran trabajo de la selección alemana. Sin duda, será el candidato para salir campeones en el Mundial.

Fue un muy buen torneo en términos generales, que dejará muchas enseñanzas y que esperamos que sea un buen presagio para el próximo Mundial.
Fotos tomadas de Twitter.