Deportes Featured Soccer Temporales

Trimestre Águila: época de cambios

Este 2011 el Club América sabía que tenía que jugar, no solamente un torneo, sino dos: Libertadores y el Clausura 2011. Para esto, el Director técnico en turno (Lapuente) consideró que el equipo  solamente necesitaba un refuerzo: Olivera. Un mediocampista, que venía de jugar con el Puebla; decisión que no pareció gustarle a la afición, ya que  no era el refuerzo que se esperaba y mucho menos para lo que en este año se iba a jugar.

La directiva apostó por las fuerzas básicas y le dio ese voto de confianza a los jóvenes (que como ellos dicen) están empujando fuerte.

El torneo local inició para el América con una derrota frente a Pachuca de 2-0, la siguió un empate que apenas se pudo rescatar en Chiapas y después una derrota que se concretó casi al final del partido en el estadio Azteca, frente a Tigres. Debido a esto, a la presión de la afición porque no se conseguían los resultados deseados y el pronto inicio de la Copa Libertadores; la Directiva cesa a Manuel Lapuente y contratan a un ícono del americanismo: Carlos Reinoso, el día 26 de enero del año en curso.

Para la afición, la contratación de este ícono era la solución a los problemas del equipo, pues si alguien entiende y sabe lo que significa la institución, es Reinoso.  Desde el primer encuentro que dirigió, se vio un cambio de actitud; un equipo más entregado y más comprometido. El resultado, fue el primer triunfo en el torneo del equipo y lo obtuvo de visita en el estadio Jalisco frente a Atlas, el cual venía de desempeñar un muy buen fútbol. Posteriormente se adelantó el juego correspondiente a la jornada 14 frente a San Luis en el estadio Azteca, debido a los compromisos de ambos equipos en la Copa Libertadores. El encuentro lo ganó el América con un contundente 3-0, para luego enfrentar a los Gallos Blancos de Querétaro ganando 3-1.  Hasta este punto el equipo parecía tener un cambio drástico y dando resultados con un buen fútbol  y ganando. Todo indicaba que el equipo venía a la alza y que la “era Reinoso” pintaba para ser algo grande.

Llegó el partido frente a Necaxa en Aguascalientes, el cual se pensaba era fácil porque el rival no había podido ganar ningún partido y el América venía enrachado, aunque  también tenía bajas sensibles como el portero Memo Ochoa y el capitán Pável Pardo.  Al principio el partido pintaba para que lo ganara el equipo visitante teniendo oportunidades claras para gol, pero al minuto 35 llegó la anotación del Necaxa, la cual fue la única en el encuentro y dándole la primera derrota al América durante el mando de Reinoso.

No había tiempo para lamentaciones, pues empezaba la participación del Club América en la Copa Libertadores frente al equipo Nacional de Uruguay, abriendo el equipo de Coapa en el Azteca. Este partido era de vital importancia; ya que, como sabemos, los partidos de local se deben de ganar para tener mayor oportunidad de pasar a la siguiente ronda. El partido lo ganó el América con un 2-0, aunque la afición no quedó satisfecha, dado que el partido pintaba para una goleada y así tener  una mayor diferencia de goles.

Luego siguió el juego frente a Morelia donde pierde 2-1, luego un juego de Libertadores frente Argentinos Jrs en Argentina, el cual pierde 3-1; posteriormente se jugó el partido frente a Toluca, catalogado como el mejor partido de la jornada, el América ganó 4-3. Posteriormente se presentó el juego contra el Fluminense en el estadio Azteca ganando 1-0, para luego jugar en el torneo local contra Santos dando otro partidazo, donde ganó 3-2. Su último encuentro se realizó el fin de semana pasado frente a Cruz Azul, perdiendo 2-0, donde no se vio el buen funcionamiento que venía desempeñando el equipo.

Los números favorecen a Reinoso en el torneo local, ganando cuatro de siete partidos y en la Libertadores ganando dos de tres partidos, manteniendo el invicto en casa.

Al equipo le ha faltado mantener un buen ritmo de juego durante todo el partido (a excepción tal vez del partido frente a Santos y Toluca), la defensa se ha visto  mal, de las peores del torneo local y fallando en los momentos claves en la Libertadores. Esto nos muestra una falta de concentración del equipo durante todos los encuentros.

Se han visto buenos cambios dentro del plantel, pues también se cuenta con una de las mejores ofensivas del torneo, se han ganado partidos y se ha jugado bien, pero le falta esa chispa que haga explotar a este equipo por completo. Si bien la base del equipo, por diferentes circunstancias (como lesiones, expulsiones, el cansancio de los dos torneos) se ha tenido que modificar, se puede decir que hasta el momento las fuerzas básicas han sabido responder; claro ejemplo: el joven Reyes,  Dany Márquez y el Shaggy Martínez, los dos últimos son los cambios recurrentes de Reinoso.

Se espera que este club logre despuntar hacia lo más alto de la tabla y no sólo sacando buenos resultados, sino jugando bien al fútbol, porque así lo exige la afición; porque sabemos que este club siempre será protagonista juegue contra quien juegue. Esperamos que el club logré mantener el equilibrio necesario en todas sus líneas, para poder sacar un resultado favorable al visitar a Monterrey en la próxima jornada, lo cual le daría al equipo una dosis de confianza para poder viajar a Brasil y sacar un buen resultado para continuar en la Copa Libertadores.

Muchas gracias por habernos leído, esperamos les haya gustado nuestro punto de vista, no olviden dejar sus comentarios y seguirnos en twitter como @pekevioletita y @edithurbia

Foto tomada de Flickr, de la galería de William Holtkamp bajo una licencia de CC.