Arte INcluyente

La profesionalización del arte, no debería de pertenecer exclusivamente a las escuelas reconocidas, ya que, el acceso a ellas es limitado, costoso y en muchas ocasiones excluyente. Existe un sector de la población que en esta dinámica queda marginado e incluso ignorante de sus posibilidades y habilidades de apreciación y creación.

Yordi Osorio es un personaje inmerso en en el mundo de las artes visuales e interesado en el acceso ellas; su proyecto se basa en la enseñanza y exposición de diversas artes a través de la creación y recuperación de espacios para la producción de las mismas, intentando llevarlas a todos los niveles y en especial a los que no tienen un fácil acceso a escuelas o instituciones costosas.

Arte

Pintor, curador e investigador de arte contemporáneo, estudió  y trabajó en el Centro Nacional de las Artes en el CENIDIAP (Centro Nacional de Investigación, Documentación e Información de las Artes Plásticas) ha expuesto en los recintos y museos más importantes de la Ciudad de México, además de publicar en los libros “Voces de Nezahualcóyotl, “Primeros aullidos”, “La siembra del verbo” Y “Ahxbel Velser- El libro blanco de los nezios”,  escribe artículos sobre arte para las revistas Turistatión, Shalala, Caravana Cultural, Discurso Visual del INBA y Artemío. Actualmente es curador en Jefe de las Galerías COOL 43 y Galeriá HQ, ubicadas en la zona rosa de CDMX; Participa como miembro de la Unidad Graffiti en la S.S.P.CDMX. Es el encargado del programa Ofrendas callejeras nómadas, recuperación de espacios en el zoológico, Parque del Pueblo, mercado las águilas en cuidad Neza. También funge como curador en la Delegación Cuauhtémoc en diferentes recintos culturales. Es Director General del Artes Fest Nezayork, Festival anual de artes periféricas, y de la Casa Centro Cultural Comunitario de artes aplicadas David Alfaro Siqueiros.

¿Cómo intervienes en el arte profesionalmente?

“En la recuperación de espacios públicos, de cualquier parte de la metrópoli, después de recuperados se hace una investigación de campo sobre las necesidades que existen, ya que, en cada espacio son distintas, vemos las necesidades de la gente joven y los niños, para trabajar con ellos; quizá el enseñarles un oficio, en el cual, logre que se desempeñen en algo que les guste, formar una academia de artes aplicadas en contra de lo que el sistema está planteando como artes aplicadas, traeré a los que hagan tatuaje, piercing, tunning, body paint, street art, grafitti, todo lo que sea un arte emergente.”

“Todas estas áreas son más vendibles aquí, porque no tienen acceso a ciertos artistas o pintores consolidados, a ellos, a los que sí tienen acceso los mandaría a una casa de cultura, a la esmeralda, la Eva aquí en Neza. Y lo que se pretende  aquí, es que estudien los que no tienen esa alternativa, darles el oficio, porque son chavos que muchas veces son drogadictos, pero que tienen el gusto por el arte; entonces que hago , les gusta tatuar , pues les traigo alguien a quien ellos admiren para que les enseñe, así es un manera de orientarlos, ya que ellos puedan llevar a cabo ese oficio que se les enseño, pueden ir generando una riqueza e ir cambiando, porque no van a poder drogándose por ejemplo, mientras trabajan. Porque el mismo trabajo les demandará tiempo y poco a poco se irá generando ese cambio en ellos. Es buscar el talento de cada uno sin imposiciones para que lo quieran hacer y lo disfruten. De esta forma estás haciendo tu parte para modificar el contexto social, haces tu parte, porque le das al chavo lo que necesita, porque si no, el chavo se nos va perder en su rollo. Es darle la oportunidad a quien no tiene el acceso, más sí el talento.”

“También hay que aclarar que no todo es arte, existe un límite, porque en ocasiones ya es un espectáculo o un show y eso ya no es arte. El arte actualmente en muchos aspectos se volvió arte piñata, arte show y el ayudar a diferenciar eso, también es mi labor.”

¿Por qué crees que sea más tardía la llegada del arte a la periferia de la ciudad?

“Yo creo que tenemos un atraso de diez años y lo tenemos desde hace veinte, yo llevo veinte años que me dedico a esas cosas y tenemos ese mismo retraso, yo lo veo aquí, con las cosas que he hecho y las veo como para diez años que me las tomen en cuenta. A las autoridades no les importa, no saben, no lo aprecian, no han sido capaces de ver un proyecto para la comunidad en general, un espacio donde digan, a ver échales una mirada a ellos en facebook, ¿Quiénes son? no hay un interés en la cultura, ellos lo ven como un negocio aquí. El arte es negocio cuando es malicia.”

¿Qué mecanismos propondría para que exista un mayor interés en el arte?

“Aquí es donde entra la recuperación de espacios, intercambio de información, de ideas, tú debes tener más información, hacerlo público, las instituciones no tienen que esperar que la sociedad cambie, las instituciones son las que deben cambiar los mecanismos de relación, de propuestas, alternativas y posibilidades para el público, para que genere un interés, ser sensible a las necesidades que presentan, agarras a los mejores para poder armar un proyecto chido,  para orientarlos de acuerdo a sus intereses, y de acuerdo a sus capacidades y lo conviertes en arte incluyente y para todos.”

Arte¿Crees que el arte urbano funge como un factor de cambio cultural?

“Si es arte urbano sí, otro arte no, es otra área nueva de la sociedad; el arte urbano como un modificador cultural es un reencuentro con la escuela Mexicana de pintura. El arte urbano influye y más, a partir de cuando el gobierno de la CDMX tuvo la asesoría de “Juliani”, él dio varía propuestas, entre ellas la creación de la unidad del graffiti, como apoyo para reducir la criminalidad, hace 13 años más o menos cambio de “Unidad anti graffiti” que era el reprimir a los artistas urbanos, pero el Gobierno se dio cuenta que el sistema no era adecuado para la Ciudad de México, que era adecuado para New York, de hecho a partir de eso, el graffiti salió a mención en la cuestion cultural, se crearon concursos y muchas plataformas”.

“La ahora Unidad graffiti viene a legitimizar a los que se les llamaba pandilleros o delincuentes que se expresaban en las calles y ayudó a que tuvieran otro trato como artistas. Así como mostrar cómo alguien sí podía generarse un cambio y entrar en la mente de estos artistas para un bien común. Pero recordemos a la escuela Nacional de pintura a “Orozco”, “Siqueiros”, “RIivera”, ellos estaban legitimados por el Gobierno, en ese tiempo Lázaro Cárdenas quien ve esa coyuntura de la imagen pública, como un condicionante de transculturizar a la población.”

Si el arte y la cultura van de la mano con el gobierno, el proceso de culturalización sería distinto; pero esto se ve lejano e incluso imposible. Por ello es necesaria la intervención de personajes como Yordi Osorio, que funjan como actores de promoción y profesionalización del arte a todos los niveles y que el acceso no sea exclusivo de grupos sociales privilegiados.

Si te gustó esta publicación, no olvides dejar un comentario o suscribirte a este sitio mediante nuestro feed RSS para que puedas leerlo en tu Google Reader o tu lector de RSS favorito.