Amantes del Diseño Diseñarte Día a día Featured

Sobre arte, niños y educación

clip_image001

 

Después de haber realizado una práctica de campo hace unos días en una de las escuelas  primarias públicas de la ciudad de México me percaté de que los niños real y desafortunadamente carecen de entre otras cosas, recursos tanto económicos como sociales para desenvolverse armónicamente dentro y fuera de la escuela. Y con armónicamente me refiero a todas las facultades que un niño pueda desarrollar a lo largo de su infancia y vida. Pero particularmente hubo algo que llamó mi atención, las estrategias de aprendizaje artístico que pensé tontamente estarían implícitas y bien trabajadas en el aula, puesto que son parte de los planes y programas de educación, al menos en el nivel básico (preescolar, primaria y secundaria), en México. No  obstante, quizá mi falta de capacidad visual, auditiva o de sentido común me impidió percibir cualquier estrategia o contenido, dirigido hacia cuestiones estéticas y artísticas, aun no encuentro explicación lógica y pienso, ¿será acaso el tiempo escolar? ¿No es suficiente? No… no… ¡Pero si el tiempo transcurre lenta y dolorosamente cuando los niños pasan horas copiando números sin sentido del pizarrón!

Intenté trabajar con el grupo que me fue asignado, pero me fue tan difícil tanto obtener su atención como su interés, si no les gritaba simplemente no comprendían, había quienes se dormían por que “no habían comido nada”, otros tenían la mirada perdida en la ventana tristemente, y es que no sólo se trata de los procesos de aprendizaje de los alumnos o como muchos hemos escuchado… “Que si el maestro no es “bueno y es un holgazán”, que si  el niño es un “flojo”, que si no pone “atención”… Tantas malas excusas que objetivamente y en efecto, son consecuencias y factores de lo poco que alcanzamos a vislumbrar de la situación educativa en el país.

clip_image002

Los diferentes contextos en los que los niños se desenvuelven (rurales, urbanos, marginales, etc.) son un factor clave para el desarrollo armónico de las capacidades de los alumnos. No es lo mismo un niño en el aula que no desayuna, a un niño bien alimentado. Ambos procesarán la información de manera distinta; y por consecuencia, sino desayuna significa obviamente que su familia no tiene los suficientes recursos ni siquiera para solventar sus necesidades básicas, ahora pensemos en si tienen el dinero suficiente para asistir a un buen evento cultural. Actualmente, no se necesita contar con demasiado dinero para disfrutar y participar en las diferentes actividades culturales de las que, me atrevo a decir, no todos estamos enterados que existen. ¿Cómo anda México en cultura? Y es que, si desde el propio núcleo familiar no se fomenta en los niños la educación artística ¿Cómo pedimos tener aprecio por las diferentes manifestaciones del arte, la cultura, y hasta el respeto hacia la diversidad en cualquier sitio? ¿Cómo pedimos y exigimos al niño características propias de un ser estimulado  visual y auditivamente, que además experimenta y hasta se le han mostrado mil museos, castillos, paisajes o calles por conocer y recorrer?

clip_image003 Hace tiempo conversaba con una persona que estúpidamente me cuestionaba sobre la importancia y el impacto del arte en el desarrollo del niño además de negar la trascendencia de la educación artística en un escolar. Le hablé un poco, entre otras cosas, sobre fomentar la educación artística, puesto que es vital para la salud mental en el niño ya que para él es una manera de expresión y representación de lo que percibe día con día, además alienta su creatividad e imaginación no sólo para hacer “obras de arte”, sino hasta para crear nuevos procedimientos matemáticos y encontrar otras maneras para resolver problemas de la vida cotidiana, construyendo él mismo diversos enfoques de aprendizaje, creando su propio mundo. Además que el arte ayuda a formar niños curiosos, que indaguen, reflexionen, cuestionen, analicen, estructuren e imaginen. Tanto en el ámbito académico, como en el social y personal. Cualquier forma de representación artística del niño (modelado, pintura, dibujo, danza, etc.) manifiesta su desarrollo interno, sus emociones, obteniendo como resultado a un niño equilibrado mentalmente (extraño en nuestros días, pues ya hasta niños preescolares suicidas tenemos). El arte nos ayuda a conocernos mejor manifestando nuestra personalidad y agudizando nuestros sentidos. ¿Quién no se ha sentido tranquilo, en armonía y en paz cuando canta, dibuja, escribe, pinta, toma fotografías, o diseña?

Me preguntaban ¿Cómo calificas el proceso artístico de un niño? Y creo que es importante puntualizar que en el arte no existen errores o aciertos y que se trata simple y sencillamente de un proceso creador que no puede calificarse de manera arbitraria con números carentes de sentido. Sino evaluar conforme a otros aspectos tales como el desenvolvimiento, la creatividad, la imaginación. ¡Ojo! El evaluar es destacar los puntos importantes de, en este caso, el trabajo de un niño, y analizarlos con él ayudando al progreso del mismo.

Simple cuestión de cultura y fomento. Es probable que esté por demás, sin embargo es necesario mencionar que para las autoridades muchas veces la educación artística de las personas no es una prioridad. Y debería serlo, para cualquier estatus social.

Es también importante (refiriéndome a la sociedad en general) poner en práctica el aprecio que se tiene a la vida, porque después de todo el arte se explora con los sentidos, por ello el arte es vida. No hacen falta, como antes menciono, grandes cantidades de dinero para disfrutar de una puesta hermosa de sol, de una caminata por las calles de México que siempre tienen algo que contar. Existen cosas que no se adquieren en la escuela pero que son vitales para encontrarle sentido y sacarle provecho a ésta. La educación se adquiere día con día, no sólo en la escuela, educar es formar y ese proceso lo realizamos todos a diario. Los niños deben adquirir y / o reforzar su consciencia artística, porque existen quienes reaccionan en el camino, pero también quienes mueren sin  haber vivido, sin haber hecho arte o lo más triste: no haberse percatado que estaban realizando la obra artística más importante para sí mismos: su vida.

Y si, así de importante es el arte, para los niños, para ti, y para todos.
¿O tú qué dices?

 

 

@isil_aranel

 

Foto 1 tomada de Flickr, del perfil de [mequetrefe]

Foto 2 tomada de Flickr, del perfil de Oquendo

Foto 3 tomada de Flickr, del perfil de Daquella manera