Música Música Para perder el tiempo

Alejandro Zendejas presenta su primer single, Cielo Infinito

Poseedor de un estilo fresco, el joven cantautor Alejandro Zendejas presenta su primera producción discográfica titulada Cielo Infinito, un viaje musical que cuenta con tintes de pop, folk y blues, con letras de su autoría y basadas completamente en vivencias propias.

[quote_center]”Cielo Infinito no actúa canciones, sino que nos ofrece vivirlas y sentirlas embarcándonos en un viaje emocional”[/quote_center]

El primer single “Cielo Infinito” el cual da nombre al disco, le canta al amor y el desamor. Sentimiento que predomina a lo largo de las 11 canciones que componen esta producción. En este primer single, Alejandro nos brinda una canción de esperanza, de perdón. Nos relata esa ilusión de volver a dar todo lo que se dejó de dar por la persona amada.
Alejandro Zendejas Alejandro Zendejas aprendió a tocar la guitarra de manera autodidacta, siendo este el primer paso en un proceso natural hacia la composición del álbum Cielo Infinito con el cual busca transmitir sentimientos de una forma honesta y directa.

Con apenas 25 años, Alejandro es un cantautor que busca cautivarnos con su propuesta con melodías frescas que nos llevan de paseo por su mente y corazón, desnudando su alma en la canción “Duele”, dedicada a su abuelo, pilar irremplazable en su vida.

Cielo Infinito no actúa canciones, sino que nos ofrece vivirlas y sentirlas embarcándonos en un viaje emocional liderado por el sonido de la guitarra y voz de Alejandro Zendejas.

El video, dirigido por el tapatío Daniel Roble, nos guía por caminos de luz y sombra, acompañando a la perfección el sentimiento que acompaña a la canción.

La propuesta de Alejandro Zendejas cuenta con influencias musicales de John Mayer, Ben Howard y artistas latinoamericanos como Leonel García y Mario Domm, en donde la lírica y composición destaquen por sí mismas.

Cielo Infinito es un álbum en el que se logró el principio de no componer por componer, sino transmitir emociones y hacer que se mantengan a flor de piel en cada uno de nosotros. Tal es el caso de “Ojos Miel”, una confesión de amor. Una historia clásica del hombre enamorado de una persona que no lo sabe hasta que escucha la canción.