El rincón de Mr_Comic Featured Para perder el tiempo

Chuck Palahniuk o “siento que destruí algo hermoso”.

Me gusta pensar que soy una persona diferente y como tal yo no me pongo 12 propósitos como todos, básicamente porque nunca cumplo todos, así que me propongo una sola cosa pero que realmente estoy decidido a cumplir. El año pasado fue mejorar mi ortografía, si vieran cuan mal escribía no me creerían, y estoy orgulloso de decir que lo cumplí; este año me propuse leer al menos 52 libros (uno por semana) ya que nunca he leído más de 30.

Empecé el año leyendo Fight Club de Chuck Palahniuk y continué leyendo más de él, hasta ahora he leído Figth Club, Rant, Survivor, Invisible Monsters y Diary. Es parte de la generación X de novelistas y uno de los más destacados debido al éxito de Fight Club tanto como novela como Película.

Pocos autores me cautivan lo suficiente como para leer más de dos libros de ellos pero Chuck es constante tanto en su manera de escribir como al mantener la trama en cada uno de sus libros, desarrolla los personajes de tal manera que todos tengan un papel filosóficamente importante para el/la protagonista. Casi en todas sus historias usa métodos distintos de narrar pero sigue una linea que podría ser su propia versión de “El héroe de las mil máscaras” ya que sus héroes se desarrollan de una manera similar en las historias que plantea y siguen ciertas lineas en todos sus libros.

Un buen ejemplo sobre esto es la manera en la que empieza a contar sus historias ¿Vieron DareDevil, la película? Recuerdan que empieza con él tirado en una iglesia y muy golpeado, en ese momento empieza a recordar toda su vida y a base de un flashback muy largo nos enteramos de cómo llegó a ese punto. Pues así cuenta Chuck sus historias la mayoría del tiempo y no me refiero a que siempre desde el final, a lo que me refiero es que no sigue una linea directa entre principio y fin suele hablar sobre momentos aleatorios en sus libros como van fluyendo lo cual más que ser complejo te lleva más a querer saber porqué están pasando las cosas.

Otra de las cosas importantes sobre sus libros es la manera en que sus personajes dejan de ser sólo parte de una historia para en realidad volverse seres filosóficos que desarrollan su pensamiento durante la historia y terminan demostrando el uso de su manera de vivir, el ejemplo clásico de esto es obviamente Tyler Durden co-protagonista de Fight Club que ha sido incluso analizado como un “modelo a seguir” en temas de superación personal.

Otro ejemplo sobre el desarrollo de sus personajes es que siempre, o la mayoría de las veces, son tres:

  • El personaje principal/narrador: Es el que está viviendo el conflicto, tanto interno como externo, y que necesita llegar a un punto. Por lo regular está confundido y harto de el lugar en el que está, se siente mal de no poder mejorar, primero se destruyen para poder crecer y en su mayoría son ateos o tienen una perspectiva de filosófica de Dios más que una teológica.
  • El personaje secundario/co-protagonista: por lo regular es el que le ayuda a ver más de lo que tiene en frente, para lo cual lo lleva a extremos y así el mismo sea capaz de ver la realidad. Suelen parecer igual de importantes que el protagonistas pero en favor de la trama llegan a ser más.
  • El discordante: Es una persona importante tanto para el protagonista como para el personaje secundario que por lo regular ayuda a detonar que el protagonista cree su propia perspectiva en base a actitudes que le causen dolor. En su mayoría son del sexo opuesto que el protagonista y en algún punto tiene un interés de cariño de por medio.

En base a esos tres tipos de personajes crea tramas que hacen crecer al protagonista usando por lo regular actos o eventos inesperados en el momento climático y así todo tiene un sentido diferente, aunque claro en la mayoría de sus historias da pequeñas pistas sobre lo que está sucediendo desde el principio de la historia como la famosa frase

“I know that beacause Tyler nows that”

Realmente es un autor que en cada uno de sus libros atrae de una manera diferente ya que casi ninguno de sus libros, a pesar de el esquema que mencioné, se parecen entonces crea un ambiente nuevo y una manera de contar totalmente distinta cada vez.

Es totalmente recomendado y en específico yo recomiendo: Invisible Monsters, Rant y Diary.