¿Te imaginas viajar de la Ciudad de México a Hawái en tan solo 3 horas y 25 minutos? ¿O viajar de Nueva York a Londres en tan solo 3 horas y 15 minutos? Pues en algunos años, es probable que esto sea posible. Y no solamente para algunas personas, ya que Richard Branson se ha aliado con la Startup Boom Technology para construir un avión para vuelos comerciales que pueda volar más rápido que la velocidad del sonido. Para ser un poco más específicos, Mach 2.2, unos 2,335 km/h. Lo que es el doble de la velocidad del sonido.

Una velocidad que nos llevaría de San Francisco a Tokio en 5 horas y media, o de Los Ángeles a Sidney en menos de 6 horas 45 minutos. Y ni qué decir de salir de la Ciudad de México y llegar a Hawái en un poco menos de lo que llegarías usualmente a León, Guanajuato.

La tarifa inicial será de 5 mil dólares por viaje redondo, nada económico para ser honestos. Pero seguramente en algún futuro no muy lejano, estos viajes serán más accesibles y podrás disfrutar de un fin de semana en otro continente.

En un post hecho por el Director y fundador de de Boom Technology en el blog oficial de la compañía, menciona que una de las metas que tienen es imponer una nueva velocidad récord en vuelos civiles. Y comenta que está muy emocionado por las implicaciones positivas de los vuelos comerciales supersónicos. Escribió: “Imaginen viajar a través del océano atlántico para una junta en Europa y regresar a dormir a los niños el mismo día”. También comenta “o ahorrarte un par de días, comparando el tiempo con el que te tomaría llegar a Asia en un vuelo comercial actual… Cuando el tiempo para recorrer grandes distancias no sea más una excusa, a dónde te irías de vacaciones? Con quién harías negocios?”.

Con 33 millones de dólares obtenidos como fondeo, la primer nave que construirán es el prototipo de su modelo “Baby Boom”. Para posteriormente construir la nave a tamaño completo. La cual tendrá una capacidad para 55 pasajeros en business class. El primer vuelo de prueba se tiene planeado para 2018 y la nave completa para 2020. Esperando tener lo más pronto posible, posterior a tener la nave completa, la certificación por parte de la Administración Federal de Aviación.

Si te gustó esta publicación, no olvides dejar un comentario o suscribirte a este sitio mediante nuestro feed RSS para que puedas leerlo en tu Google Reader o tu lector de RSS favorito.
0 comments