Música

Juan Solo: #QuítameLoSolo

Hace un tiempo una amiga me presentó la música de Juan Solo; me gustó lo que escuché aunque honestamente no salía de “Querido Corazón”. Cuando salió su disco “Ni solo ni mal acompañado”, lo escuché, me gustó bastante y me volví muy fan de su música.
El día de ayer fue el inicio de su gira #QuítameLoSolo en el Lunario del Auditorio Nacional; tuve la oportunidad de asistir a su concierto y de eso quiero contarles el día de hoy.
No logro encontrar las palabras exactas que describan lo que el día de ayer tuvimos la oportunidad de vivir; rebasó por mucho mis expectativas este concierto, ver a Juan Solo en vivo es un deleite en todos los sentidos.
Empezaba el momento esperado por todos los que asistimos, el momento en que Juan Solo subiera al escenario a tocar sus canciones y nos cautivara. Debo confesar que yo esperaba a un Juan con su guitarra y su banda acompañándolo, como si estuviera escuchando su disco pero en vivo. Me llevé una grata sorpresa al ver que es todo un espectáculo lo que presentan; no sólo son músicos arriba del escenario cumpliendo con su trabajo y tocando cada canción sin chiste, es gente disfrutando y demostrando que aman hacerlo. Desde la primer canción me cautivó por completo, de esos conciertos donde lo disfrutas tanto que ni siquiera sientes el paso del tiempo, donde bailas y cantas y parece una gran fiesta.
Ninguna canción sonó como en el disco, a cada una le da su toque especial en vivo y eso es lo que hace que no sepas que esperar a la siguiente melodía. Es alguien que ama y disfruta hacer lo que hace, tanto que te termina transmitiendo demasiado que al final tienes un montón de emociones a flor de piel. Sus canciones y sus interpretaciones pueden lograr que pases de la euforia y la felicidad al nudo en la garganta y a que se te salga alguna lágrima; logra que al verlo cantar con tanto sentimiento y entrega se te enchine la piel.
Llegué a la conclusión que lo que hizo tan único y tan bueno este concierto no fue solamente Juan Solo, sino el grupo de músicos que están con él en escena. Un montón de amigos, como dijo él, donde se ve la entrega, el compromiso, el amor y sobretodo la pasión con la que cada uno hace su parte; esto lo hacen de una forma tan perfecta que al escuchar cada instrumento te transmiten todo esto y entonces logran que te pierdas por completo y disfrutes la música que hacen.
El concierto fue un claro reflejo de lo que es Juan Solo como profesional y como persona en conjunto; es alguien que lucha por lo que ama y lo hace con una entrega total que logra cosas como lo de anoche, es una persona sumamente agradecida con la gente que lo rodea y eso se demostró ayer al ver el gran cariño que le tienen y el apoyo incondicional que le dan.
Juan Solo es un canta-autor que ha luchado y defendido sus sueños, que ha buscado los medios y las formas para lograr cumplirlos y que en ningún momento pierde de vista su objetivo; no sólo es una cara bonita. Es entregado con su música, con su gente; tiene presente lo que sus fans hacen por verlo, por comprar su disco o un boleto para ir a algún concierto, tanto que lo agradece con una sinceridad enorme y que se los regresa dando conciertos o creando discos con mucha calidad, dedicándoles tiempo para leerlos, tomándose fotos con cada uno cuando los ve sin importar su estado de ánimo y siempre con una sonrisa para ellos.
Debo decir que cada día me enamoro más de su trabajo, que se ha vuelto una gran inspiración para mí, que ha logrado que cambie mi forma de pensar acerca de él como persona y que en verdad me ha hecho creer que él es un ejemplo a seguir.
Si nunca lo han escuchado en verdad háganlo no se arrepentirán y si tienen la oportunidad de verlo en vivo, no lo duden ni un segundo y vayan.