Featured Salud

¿Chantaje emocional? Ya no más

A todos nos ha tocado conocer personas, ya sea amigos, padres, parejas o incluso hijos que han recurrido al chantaje para conseguir lo que en algún momento de nuestra vida hemos querido.

Quizás no logramos darnos cuenta de los chantajes de los cuales somos víctimas, pero si nos replanteamos y analizamos un poco nuestras relaciones, nos daremos cuenta de que en verdad hay tantos chantajistas como cucarachas en las alcantarillas.

Ok, asquerosa comparación, pero es verdad. Nosotros mismos, todos, en algún momento de nuestra vida hemos usado el chantaje para retener a nuestro novio, para conseguir ese vestido de nuestra mejor amiga, un permiso para salir a bailar a las 3 de la madrugada. O qué se yo.

Pero la gran diferencia es que tan chantajista eres y sobre todo que tipo de chantaje utilizas y que tan a menudo. En realidad no creo que una relación basada en chantaje, tenga mucho futuro y mucho menos, que una persona que solo consigue lo que quiere gracias al chantaje, vaya a triunfar en la vida. Así que veamos a fondo que es el chantaje.

El chantaje es la amenaza de difamación pública o cualquier otro daño para obtener algún provecho pecuniario o material de alguien u obligarlo a actuar de una determinada manera. Vemos los diferentes tipos de chantaje.

CHANTAJE EMOCIONAL

Si uno es débil lo único que se consigue es reforzar la conducta nociva del individuo que aprovecha la situación para conseguir sus fines mediante amenaza, llanto, intimidación, maltratos y manipulaciones.

Frases más usadas por los chantajistas:

“Si sigues haciendo eso, terminamos”

“Si me dejas no vuelves a ver a los niños”

“No te vayas, sin ti me muero”

“Me voy a matar si te alejas de mi”

Consejo: Aprender a decir que no, ignorar las amenazas y enfrentarse o alejarse del manipulador

CHANTAJE HIJOS A PADRES

Desde pequeños los niños se vuelven caprichosos y hasta cierto punto, egoístas; Llegan a creer que con  llanto o berrinches pueden conseguir lo que quieran. Pero el problema no es de ellos, si no de los padres. No cumplir todos los caprichos y lo que desean es lo más recomendable, ya que con eso se refuerza la idea de que el chantaje es una práctica aceptable.

Frases más usadas por los chantajistas:

“Quieres más a tu mi hermano que a mi”

“A mí no me quieres porque no me compraste lo que te pedí”

“Me merezco un premio por haber pasado todas mis materias”

Consejo: Un hijo debe cumplir con sus responsabilidades sin ser premiados obligatoriamente por eso. Por eso es recomendable no cumplirle todo lo que quiera y que aprenda que no todo es fácil.

CHANTAJE PADRES A HIJOS Y ABUSO DE AUTORIDAD

Esto generalmente se llega a dar de padres hacia hijos. Muchos padres piensan que amenazar a los hijos es la mejor manera de lograr lo que quieren que hagan sus hijos, cayendo en uno de los errores más grandes que se comete como padre, educando al hijo bajo chantajes.

O también sucede en el trabajo, los jefes llegan a actuar de esa manera para logra lo que desean, como que no dejes la empresa o amenazando con despedirte.

Frases más usadas por los chantajistas:

“Si no haces lo que te digo ya no te voy a querer”

“Eres el mejor empleado de la empresa, no se qué haremos sin ti si te vas”

“Si no te acuestas conmigo, puedes perder tu trabajo”

“Después de todo lo que he hecho por ti me respondes de esta manera”

Consejo: No dejar que nadie manipule tus ideas ni pensamientos, obligándote a realizar algo que no quieras por el simple hecho de querer o respetar a esa persona.

Los chantajistas son personas inseguras, inmaduras y con altos niveles de ansiedad. Teniendo miedo a sentirse débiles o ser abandonados y por eso manipulan. No suelen asumir las consecuencias de sus actos por lo que acostumbran a acercarse a gente que se siente responsable de su felicidad, como padres, hijos o pareja. Son tan cobardes y al mismo tiempo tan hábiles para lograr que caigan en las redes del chantaje sin que se den cuenta si quiera de lo que están haciendo, por eso es tan fácil caer en su juego. Haciéndote quedar el malo, egoísta, insensible o interesado de la relación, sin importarles realmente lo que tú quieres y solo buscando su beneficio.

Hablándote como persona, como mujer y como víctima hace poco tiempo de chantaje, te puedo decir que no estás solo. Es extremadamente difícil salir de una relación así, dejar de sentirte culpable por todo lo que ocurra en ella. Llegas a un punto en el que tu autoestima se agota, pierdes contacto con tu propia identidad, dejas de pensar en lo que tú quieres y deseas y solo te importa lo que esa persona quiera, comienzas a actuar para complacer a alguien más, por encima de tus propios deseos,  sintiéndonos desequilibrados, obligados, avergonzados y culpables con los comentarios que nos hacen y sobre todo, viviendo con miedo a no hacer las cosas correctas para esa persona. Tratamos de modificar la situación en la que nos encontramos y si no lo logramos nos sentimos manipulados y burlados, perdiendo poco a poco la confianza en nosotros mismos, terminando por rendirnos al chantaje emocional. Debes perder el miedo y negarte a complacer los caprichos y deseos de un chantajista, de una persona a la que no le importas, una persona que te lastima y no te deja ser tu misma. Si alguien te quiere, debe quererte por como eres sin necesidad de cambiarte o pedirte que hagas lo que él quiere.

Recuerda, tienes mucho que ganar y poco que perder después de lo que ya has perdido.¡ Valórate!


  • radclift

    Silvia Olmedo estaria orgullosa de este post.

  • gaby

    tienes mucha razon en algun momento usaoa el cantaje , como un arma de manipulacion a los demas , para k asi las personas se sientan satisfechas , materialistamente jajaj esa es una pabra materialmente hablando creo k asi se oyo mejor ,o simplemente para k no la dejen pobres jajajaja