Las diez reglas básicas para alimentar lo mal nutrido.




Más allá del plano mental, las personas buscan huir de alguna forma, alejarse del lugar donde encuentran una molestia, daño o astio, como el trabajo, la escuela o la propia casa que habitan.

Salir del lugar es sencillo si se tiene dinero, pero, a tomar en cuenta hay que sobrevivir de otras formas.

  1. No olvide llevarse a sí mismo. Si usted sale o cambia de residencia de forma temporal o definitiva, es muy importante que cuando haga la mudanza no se olvide a usted mismo. Es decir; no puede viajar a otra locación para sentirse exactamente igual que como se sentía antes de mudarse. Llévese a si mismo como articulo primordial.
  2. Recuerde qué busca para encontrar. La razón por la que se fue, cuál fue?, no olvide resolver esa pregunta, pues también perderá el sentido del traslado a un nuevo lugar.
  3. Lleve provisiones o morirá. Más allá de la comida, si usted no cuenta con su música favorita, difícilmente sobrevivirá a la jornada de soledad, equipase con sus mejores colecciones salva vidas. Y libros que den oxigeno a su respiración.
  4. Evite riesgos. No recuerde ni visite lo que le hizo huir del punto de partida, si sufre por un mal amor, no stalkeé, ni viva de recuerdos podridos, recuerde generar nuevos.
  5. Acuérdese de orearse al sol. Más que acondicionar su nueva vivienda, de forma temporal o definitiva también debe acoplarse a los lugares cercanos o lejanos situados a este, como un parque o museos, cosas que le recordarán que el mundo es más grande que una habitación.
  6. Mida su tiempo y dinero. El dinero es provisional para ocuparse del todo de la parte espiritual, no descuide ni sea impulsivo gastando dinero extra en cosas que no necesita, recuerde mantener los servicios pagados y la alacena llena. Si no tiene trabajo o busca uno, recuerde que debe acondicionarse a su estado mental.
  7. No estigmatice las mismas situaciones con los mismos lugares. Si bien, existirán siempre patrones a repetirse, actúe con precaución pero sin prejuicios, esta en una nueva zona y no toda tendrá que ser forzosamente igual, recuerde que las situaciones no son las mismas, pero si usted la misma persona.
  8. Sea paciente. Sea lo que sea que espere de esta su nueva experiencia a vivir, sepa que lo que espera de ella no vendrá rápidamente, sea paciente y no deje de mirar al objeto con el que usted habita ahí, ya sea tranquilidad, búsqueda de si mismo, o solo disfrutar del lugar. Las mejores cosas son tan buenas que tardan en hacerse.
  9. Sea usted mismo. Como penúltima y no menos importante, recuerde que solo cambio de lugar no de personalidad, aunque pudiese tener la oportunidad de ser quien quiera, siéntase comido de cambiar hábitos y costumbres, pero no olvide su escénica como individuo, es lo que lo hace.
  10. Disfrute el momento. Ya sea que el día a día haga de su estancia unos largos años, o un par de días, incluso horas, tome en cuenta que este donde este lo único que existe es ese momento.

Esperando a alguien le ayude la sinceridad

ccc.

0saves


Si te gustó esta publicación, no olvides dejar un comentario o suscribirte a este sitio mediante nuestro feed RSS para que puedas leerlo en tu Google Reader o tu lector de RSS favorito.
the author

I like the boxes

0 comments