Featured Salud

Los bebés aprenden incluso cuando duermen

Según un nuevo estudio los bebés recién nacidos son capaces de aprender de una forma sencilla, mientras están dormidos. El hallazgo podría llevarnos al descubrimiento de nuevas formas para identificar a los lactantes en riesgo de ciertos trastornos del desarrollo.

Los recién nacidos pasan la mayor parte del tiempo durmiendo. Dado que éstos tienen que aprender mucho sobre su nuevo entorno, los científicos han sospechado de su aprendizaje durante el sueño. En los últimos años, han descubierto que los recién nacidos pueden procesar cierta información del mundo exterior como por ejemplo, sonidos del habla mientras duermen. Aún esto no se sabe con certeza, sin embargo, se dice que pueden aprender sobre las relaciones humanas y el nexo de éstas con distintos acontecimientos mientras ellos duermen.

El Dr. William Fifer y sus colegas en la Universidad de Columbia han salido a investigar si los niños podían aprender de la experiencia durante el sueño.

Los investigadores utilizaron un electroencefalograma -estudio neurofisiológico que registra la actividad eléctrica del cerebro (para medir la actividad cerebral de los bebés dormidos)- y una cámara de videovigilancia que captaría las expresiones faciales del bebé. Los investigadores tocaban un tono mientras una máquina soplaba una bocanada de aire débil en los párpados de cada bebé dormido. En respuesta a la bocanada de aire, los niños reflejamente apretaban más los párpados. Los investigadores repitieron el experimento 9 veces, conjuntamente el soplo de aire con el tono. La décima vez, los investigadores tocaron el tono sin el soplo de aire.

Los científicos publicaron el 01 de Junio 2010 que la mayoría de los niños (24 de 26) mostraría en sus rostros una respuesta a un tono que no fuera acompañado por un soplo de aire después de una secuencia que se de unos 20 minutos. Por otra parte, los electroencefalogramas detectaron cambios en la actividad de ondas cerebrales que se produjeron simultáneamente con el tono. Los investigadores interpretan esto como una evidencia más de que los niños habían aprendido a asociar el tono con el soplo de aire.

Los recién nacidos que formaban parte de otro grupo de estudio, y que fueron expuestos a varios tonos aleatorios y bocanadas de aire de distintas intensidades, no apretaban los párpados en respuesta a los tonos aislados.

Los investigadores dicen que éste es el primer estudio que demuestra que los recién nacidos son capaces de aprender acerca de las relaciones entre los estímulos durante el sueño. Aún se desconoce si esta cualidad es aplicable sólo a los bebés o también podría ser de utilidad en niños mayores y adultos. Es posible que ésta capacidad disminuya con la edad.

Los científicos señalan que este tipo de aprendizaje es controlado por el cerebelo, una región del cerebro que está implicada en muchos trastornos del desarrollo. Esta medida no invasiva de la función del cerebelo en recién nacidos dormidos podría proporcionar un medio muy útil para describir las condiciones del desarrollo temprano de la vida.

@RoseMahler

Foto tomada de Flickr, del perfil de tatoruso.