Mi experiencia con los chatbots
Columnas De Bits, Bytes, cacharros tecnológicos y cultura digital Featured

Mi experiencia con los chatbots

Mi experiencia con los chatbots

Estamos en 2017, la inteligencia artificial parece ser el siguiente gran paso tecnológico. Ya sea que nos enteremos que una inteligencia artificial de facebook desarrolla su propio lenguaje, que los autos autónomos de Tesla Motors están comenzando a funcionar o simplemente que algún bot para chatear, como SimSimi o como el de Microsoft en Twitter, que a tan solo unos días se volvió un bot lleno de insultos. Las noticias relacionadas con la inteligencia artificial están por todos lados y cada vez apareciendo de una forma más constante.

Sin embargo y pese a que la mayoría de las notas publicadas sobre el tema, hablan maravillas sobre las posibilidades de usar chatbots, desafortunadamente debemos aceptar que aún estamos en pañales en el uso de estos y pese a que es increíble pensar en mil y un aplicaciones, muchas están lejos de funcionar como deberían hacerlo.

Y no es que los chatbots estén lejos de funcionar como deberían debido a alguna falla en específico. Por el contrario, están lejos de funcionar bien debido a que están comenzando realmente a ocuparse. Y es que, pese a que al principio se habló con bastante entusiasmo sobre la Inteligencia Artificial, detrás de estas aplicaciones la Inteligencia Artificial que realmente usa es muy básica, del tipo de Inteligencia Artificial que llena campos específicos o liga tu cita del día de mañana con tu calendario de eventos de Facebook. Esto, de acuerdo al encargado de los bots dentro de Facebook, que en la conferencia F8 de la misma red social se dio a la tarea de explicarlo, debido a que la idea de la Inteligencia Artificial dentro de los chatbots se había vendido de más.

CNN Chatbot

CNN News, el primer chatbot que probé.

Hace un par de años, CNN fue una de las primeras empresas en lanzar un chatbot. La función de este era bastante básica. Te brindaba las noticias del día al amanecer y tú elegías qué noticias leer. El acontecimiento fue publicado en varios medios con bombo y platillo y al ver esto decidí que era una buena idea probar esta nueva tecnología.

En un principio las noticias que enviabas eran las más visitadas y pese a que no todas eran importantes para mi, varias terminaban llamando mi atención. Desafortunadamente, conforme fue pasando el tiempo cada vez era más común ver noticias para nada relevantes. Y más allá de las tendencias, en muchos casos tenía que ver con cosas como perfiles de candidatos a algún puesto público. Lo cual, al poco tiempo, me hizo comenzar a verlo como spam y terminé cancelando mi suscripción.

desarrollo

Un amigo hizo un chatbot.

Hace unas semanas un amigo decidió que haría un chatbot para proporcionar información sobre un evento al que asistía. La idea era básica: dar opciones sobre información para llegar al lugar del evento, sobre cosas qué hacer en los alrededores, reglas del mismo, entre otras cosas.

Pese a que lo programó bastante bien, sucede que el vocabulario final de los usuarios era más extenso, colorido y con una ortografía distinta al que había considerado. Aunque durante el evento estuvo haciendo algunos cambios, decidió que tendría que dedicarle más tiempo y lo dejó para más adelante.

Errores en la ejecución.

Hace un par de días un amigo con el que platicaba estaba por salir de viaje al siguiente día. Y me mostró que de acuerdo al chatbot de la aerolínea, tenía que salir en unos minutos. Me comentaba que un error como este era común y que pese eso, esperaba que con el paso del tiempo cada vez fueran menos los errores que presentaba este tipo de plataformas. Ya que si en algún momento te agarraba descuidado este tipo de alertas, seguro que te alteraría bastante.

Impersonal.

Además del chatbot de CNN, he pedido informes en un par más de chatbots. Pero siempre he notado un pequeño factor que me hace sentir un poco de desconfianza e incomodidad. Se vuelve un medio de comunicación completamente impersonal y pese a que solucionan (siempre y cuando uses las palabras correctas) algunas necesidades, siempre es mucho más efectiva la comunicación con una persona que con una máquina que tiene algunos comandos pre-asignados. A menos que realmente cuente con Inteligencia Artificial y vaya aprendiendo de su interlocutor hasta brindarle una experiencia completa.

Pero mientras eso llega habrá que rogar porque las empresas no prefieran tener un chatbot en lugar de una personas detrás de sus mensajes. Al menos para casos que realmente lo necesitan. O podría pasar lo mismo que con algunos conmutadores, que están diseñados para evitar que el usuario llegue con un interlocutor humano.

¿Tú qué opinas?  Comparte conmigo tu opinión en los comentarios o en mi twitter personal @Tambiensoygeek.